Nuestras ideas sobre semillas ecológicas

Como producir y obtener semillas ecológicas

Producir semilla de forma ecógica no es fácil

La gran diferencia se debe a la limpieza y deshierbado de los campos, sobre todo de los más grandes como judías, guisantes y habas por ejemplo. Son superficies grandes y no se puede mecanizar el cultivo como en convencional, por lo que los trabajos de limpieza del campo y recolección son muy laboriosos.

Por otro lado un campo con malas hierbas, éstas también dan semillas y frutos a la vez que el cultivo, y contaminan la semilla obtenida, sobre todo aumentando la humedad que es muy perjudicial para la semilla. Hay que secarla rápidamente, y las pérdidas de semilla son muy grandes, y en algunos casos puede suponer la pérdida total de la cosecha. El exceso de humedad de la semilla baja la germinación de ésta muy rápidamente. En convencional con los herbicidas, mantienes el campo perfectamente limpio de otras hierbas, y solo tienes que pasar la cosechadora en el momento óptimo de humedad.

Hay que darse cuenta que la semilla obtenida tiene que cumplir unos mínimos de calidad en cuanto a pureza y germinación, y si lo que obtienes no germina lo suficiente o está muy contaminado de otras semillas, no se puede comercializar. La mayoría de las labores en el cultivo para obtención de semilla, sobre todo deshierbado, recolección y limpieza de la semilla, se realizan manualmente sin ninguna mecanización como en convencional, por lo que se encarece el producto final.

La semilla ecológica debe cumplir los mismos requisitos legales de calidad (germinación, pureza, sanidad y uniformidad) que la semilla convencional, pero con bastantes menos medios.

judias ecológicas

Más noticias en:
  • google plus
  • google plus
  • google plus
  • Nuestros Blog
  • ecologico